VOLVER

SUBASTA ONLINE

SUBASTA ONLINE HILARIO III

UNA PRENDA EXCEPCIONAL

Pañón de Cajamarca. San Miguel, Cajamarca. Perú. Primera mitad del siglo XX.


Pieza de  lana de oveja de hilado artesanal fino, tejida a faz de urdimbre en telar de cintura y  teñida con rojo de cochinilla y negro mineral con técnica de amarrado en dos tiempos. Culminación de blonda y flecos estructurales. Medidas. Ancho: 76 cm. Largo del cuerpo: 137 cm, blondas de 37 cm y flecos de 8 cm. 


Estos rebozos, denominados pañones de Cajamarca, apelativo derivado de su origen en esa comunidad del Perú, también han recibido el nombre de “paño de leche”, dado que a pesar de ser prenda de vestuario de lujo, también servía de abrigo y contención a los bebés durante el período de lactancia materna. Aunque se los tejió en el norte del Perú, han compartido su hábitat de uso con la ciudad de Cuenca, Ecuador. Lo expone con sencilla veracidad esta copla:

Águila del valle andino

que partes al Ecuador

en tu pico vas llevando

el paño sanmiguelino

Estos versos viven desde hace incontables años en los decires de las ancianas tejedoras de San Miguel de Cajamarca. (1)


Dos son las características que hacen de estas piezas verdaderas joyas de la artesanía textil: la complejidad y delicadeza del teñido y la calidad superlativa de las blondas, realizadas con miles de pequeños nudos, ajustados “a uña”  por una artesana diferente de la que hizo el tejido.


La pieza que nos ocupa muestra una tercera particularidad, que la ubica en la categoría de excepcional, pues tejida con muy fina lana, fue teñida de rojo y negro en lugar del habitual hilo de algodón, blanco con diseños azules. Evidentemente se ha tratado de un pedido especial formulado por una dama de la alta sociedad del norte del Perú para armonizar con su vestimenta y lucirla bailando la tradicional danza “La Marinera”.


“El pañón es un chal rectangular que consta del cuerpo (parte teñida y tejida), las blondas y el fleco en los extremos. Mide regularmente 1.50 m. de largo por 60 cm. aproximadamente de ancho. Esta tradición textil ha sido documentada por algunos estudiosos que buscaban conocer, cómo es que los pañones, confeccionados con la misma técnica denominada el amarrado, se usaban desde Cajamarca hasta Cuenca en el Ecuador y cómo fue su difusión. En Cajamarca, la más antigua descripción del teñido a base del amarrado, la encontramos en el relato del sabio Antonio Raimondi, quien a su paso por la zona (1859) quedó impresionado por la indumentaria femenina, particularmente de los diseños de sus paños“. (2)


Notas: 

1. Nélida Teresa Donadío y Enrique Taranto. Revista El Chasque Surero. Junio 2013, N. 224, pág 11. 

2. Olivas Weston Marcela. Revista Artesanías de  América, Dic. 2005, N.59-60, Ed. Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares (CIDAP), Cuenca, Ecuador, pág. 43. 

ITEM 50
PRECIO U$S 1065

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.