VOLVER

FOTOGRAFÍA

OTROS HALLAZGOS FOTOGRÁFICOS

EN POSE

Dos amigos. Rivera (Uruguay), o Santana do Livramento (Brasil. Circa 1895.


Retrato en el formato tarjeta de visita ("Carte-de-visite" en francés), copia vintage a la gelatina de plata. Medidas. Fotografía: 9 x 5,6 cm. Soporte secundario en cartón tono beige: 10,4 x 6,4 cm. Publicidad impresa en el soporte original: Al frente y en su margen inferior: "M. Brunel / Rivera y Livramento" Luego y en la totalidad del dorso: "Fotografía Suiza / M. Brunel / Retratos al Óleo, Lápiz, Acuarela, Porcelana / Reproducciones - Ampliaciones / Rivera (Uruguay) y Santana do Livramento (Brasil) / Los cliches son conservados.” Obra en buen estado.


Estamos frente a una clásica "Carte-de-visite" del llamado "período tardío", si nos atenemos al grosor del soporte secundario, su especial dentado, el color, la elaborada tipografía publicitaria, el magnífico dibujo litográfico de sus angelitos dejando caer pruebas fotográficas y finalmente la copia en papel a la gelatina de plata.


El fotógrafo Mauricio Brunel (1852-1925) nació en el Cantón de Lugano y, como tantos europeos, emigró hacia el sur de América en busca de mejores oportunidades económicas. Hacia 1874 se estableció en Montevideo (Uruguay) como fotógrafo profesional y al año siguiente se mudó al pueblo de Tacuarembó. Finalmente, en 1886 abrió las puertas de su estudio en la fronteriza ciudad de Rivera con sucursal en la vecina Santana do Livramento (Brasil). La denominó Fotografía Suiza, en honor a su tierra de origen.


En Rivera laboró intensamente entre clientes uruguayos y brasileños, siempre en el campo de la retratística social donde alcanzó gran prestigio. Por ejemplo, un retrato de estudio sobre un gaucho (circa 1892) ostentado finas prendas de campo, gran facón al cinto, boleadoras, rebenque y botas con espuelas se considera una de sus obras más logradas. Como todo profesional de la época ofrecía a los clientes de ambos países la alternativa de los retratos pictóricos en sus diversas técnicas, como acuarela, óleo, pastel y aún porcelana. 


La obra que aquí ofrecemos, un magnífico retrato, muestra la varonil amistad de dos hombres, en este caso representada por el simple gesto de encender sus cigarrillos. Ambos posan de pie y, por sus vestimentas, inferimos que representan al campo y la ciudad. El telón pintado -de los mejores que hemos visto- es de una hermosura visual innegable, donde una escalera sube simbólicamente entre columnas y guirnaldas.


Abel Alexander

Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Historia de la Fotografía



S.O.XIX - GOM
AUTOR/A MAURICIO BRUNEL

¿Le interesa vender algunas obras?

Envíenos un correo electrónico indicando brevemente
qué obras piensa poner en venta, y le responderemos. Haga click aquí­

Suscríbase a nuestro newsletter para estar actualizado.

Ver nuestros Boletines Virtuales